La luna del leopardo

domingo, 15 de enero de 2017

La luna del leopardo

Título: La luna del leopardo
Título Original: Mine to Possess
Saga: PSI/Cambiantes #4
Autor/a: Nalini Singh
Género: Romántica Adulta Paranormal
Idiomas:  
Clay Bennett es un poderoso centinela del clan de los DarkRiver, pero creció en los suburbios con su madre humana, sin saber en ningún momento que su padre era un cambiante. Siendo un muchacho sin lazos con el clan, trató de reprimir su naturaleza animal. Pero fracasó… y cometió el acto de violencia más terrible que se puede cometer: mató a un hombre y por ello perdió a su mejor amiga, Talin. Todo lo bueno que había en él murió el día en que le comunicaron que ella también estaba muerta.
Talin McKade sobrevivió a duras penas a una infancia empapada en sangre y terror. Ahora una nueva pesadilla está poniendo en peligro su vida: los niños de la calle que trabaja para proteger están desapareciendo y siendo hallados muerto. Decidida a mantenerlos a salvo, libera el secreto más oscuro de su corazón y regresa para pedir la ayuda del hombre más fuerte que conoce…
Clay perdió a Talin una vez. No dejará que se marche de nuevo, su ansia de poseerla es una acuciante necesidad fruto del leopardo que habita en su interior, Clay y Talin debe hacer frente a las violentas verdades de su pasado… o perder todo aquello que alguna vez ha importado.


Este libro puede ser inadecuado para menores de 18 años debido a su contenido sexual, violencia y/o adicciones. Si decides leerlo es bajo tu responsabilidad.






Desde que leí la sinopsis de éste libro estaba deseando que comenzara el mes para ponerme con él, tenía la sensación de que iba a ser un libro que me iba a encantar. Y no estaba mal encaminada.

En ésta historia entre sus protagonistas vamos a tener a un cambiante, Clay, y una humana Talin. Una mezcla que hasta ahora no habíamos visto.

Clay se encuentra en un bar solucionando un problema con unos chicos de su clan, cuando de repente capta un olor. Un olor que le es muy familiar. Pertenece a Talin, una humana que conoció cuando era solo un niño y aún vivía en el lado de los humanos, una humana a la que amó. Pero desgraciadamente ella murió.
O eso creía, porque al seguir el olor descubre que no, es ella, y no está muerta. Y ahora ella necesita de su ayuda.

El reencuentro entre ellos fue explosivo. Es obvio que Clay iba a estar enfadado con Talin por haberle mentido, por haber fingido su muerte. Y es que descubrir que Talin había muerto fue como si le arrancaran el corazón en ese instante, y aunque los años han pasado no se ha terminado de recuperar.

Ellos habían tenido un pasado en común, se conocieron cuando eran pequeños, y desde entonces fueron inseparables. Se separaron cuando Clay descubrió que Talin estaba sufriendo abusos por parte de su padre adoptivo. Aquello hizo despertar a su lado leopardo y lo despedazó (literalmente) delante de ella. Después de esto él terminó en un reformatorio, pero cuando salió y la buscó se enteró de que había muerto.

—¿Ya no estás enfadado? —preguntó vacilante, inquisitiva.
—¿Cómo puedo estar enfadado con la otra mitad de mi alma? —Le dijo, con tanta ternura que le arrancó pequeños trocitos de su corazón —. Tengo mal carácter, cielo y sé que le doy mil vueltas a las cosas. Pero aunque actúe enfadado, aunque gruñe, no significa que te quiera menos. Tu alma resplandece, Tally, y me alegra más que nada en el mundo que resplandezca para mí.


Clay es mitad humano, mitad leopardo. Un centinela del clan DarkRiver. Podíamos describirlo como un hombre solitario, incluso algo huraño, pero también es intenso, leal, con un corazón enorme. Y un asesino letal. Ha pasado por muchas cosas a lo largo de su vida. Él vivió con su madre, en territorio de los humanos y es que desconocía que era cambiante. Vivió su niñez cuidando de ella. Fue aquí donde conoció a Talin. Su Tally. Que era la luz de su vida.
Después de descubrir la muerte de ella, su alma se tornó oscura, y con el paso de los años solo ha ido aumentando, hasta el punto en el que se temía que se convirtiera en renegado y que su lado animal tuviera más peso que el humano.

Talin, es una humana que posee una memoria eidética, Decir que ha pasado por muchas cosas en la vida sería quedarse corto. Ha sido una niña abandonada, estando en familias de acogidas conoció el infierno con una, ya que el marido abusaba de ella. Lo que provocó que se menospreciara, que sintiera que no valía nada. Clay era el único que conseguía llevarla de nuevo a la luz. Él lo era todo para ella, lo único que tenía. Y cuando fue llevado al reformatorio se sintió horrible porque lo perdió. Ya no iba a estar a su lado. Debido a todo lo que había pasado se sentía horrible por haberle causado tantos problemas, así que tomó la decisión de liberarlo de ella fingiendo que había muerto. Con el paso de los años las cosas no han ido mejor para ella, no puede dejar de recordar aquella noche, verse manchada de sangre, con partes del cuerpo de su padre adoptivo a su alrededor. Con el trauma que ya tenía y con eso provocó en Talin que se autolesionara. Ahora ha superado todo aquello. Pero le enfrenta algo peor. Está enferma. Se está muriendo.

Ambos personajes me han encantado.
Me ha encantado que ambos estuvieran rotos y que consiguieran encontrar paz finalmente, y lo más importante, ser felices.
Me ha encantado encontrar a un personaje igual de posesivo que los cambiantes. Porque Tally aun siendo humana también sabe sacar las uñas por el hombre que es suyo. Pero que no cunda el pánico que no ha sido nada neandertal.
Me ha encantado ver a una Tally destruida, que a simple vista es tan débil, pero en su interior guarda tanta fuerza, tanta fiereza que te impresiona.
Me ha encantado ver como no ha sido un estamos hechos el uno para el otro seremos felices y ya, sino que han tenido que hablar de todo lo que les ha pasado, porque Tally fingió su muerte, porqué hacen todo lo que hacen. Han tenido que superar poco a poco las decisiones que tomaron en el pasado.
El personaje de Clay ha conseguido conquistarme. Tiene algo que ha hecho que me enamore de él. Es tan atento con Tally, como está dispuesto a luchar por no volverla a perder aunque se tenga que valer de pequeñas artimañas para conseguirlo, como es capaz de darle a Tally lo que necesita sin que ella misma lo sepa. Enserio, tenéis que conocerlo.

Y como es costumbre en ésta saga tenemos su parte de acción que no os va a dejar indiferentes porque estaremos en tensión a lo largo de todo el libro, a punto de comernos las uñas. Tenemos que algunos de los chicos a los que cuida Tally están desapareciendo, e incluso algunos de ellos aparecen muertos días posteriores.
Sin duda hay que descubrir que está pasando aquí.



Sin duda Nalini Singh me está conquistando con ésta saga. Es una historia preciosa, fascinante, adictiva. Y sin duda estoy deseando hincarle el diente al siguiente libro porque la historia que está metiendo entre sus libros es cada vez más grande y tiene pinta que se va a montar algo bastante grande.


1 comentario:

  1. Me encanta esta serie, pero he de decir que he acabado un poco hasta el moño después de 13 o 14 libros. Espero que los disfrutes. Por cierto, me encantan tus reseñas de mangas^^😘

    ResponderEliminar