Sick Fux

martes, 20 de marzo de 2018




Título: Sick Fux
Título Original: Sick Fux
Saga: ---
Autor/a: Tillie Cole
Género: Dark Adult
Goodreads
Cuando Ellis Earnshaw y Heathan James se conocieron siendo niños, ellos podrían haber sido más diferentes. Ellis era fuerte y hermosa, con cabello rubio, risas y sonrisas brillantes. Heathan era oscuro, melancólico y obsesionado con ver cosas muriendo.
El par forjó una improbable amistad, única y extraña. Hasta que fueron destrozados por la enfermiza crueldad de otros, separados durante años, ambos encerrados en un infierno perpetuo.
Once años más tarde, Heathan está de vuelta por su chica. De vuelta al lugar del cual pensaba que no había retorno. De regreso para buscar venganza de quienes les hicieron daño.
El tiempo ha hecho que el alma de Heathan sea más oscura, contaminada por el odio y la sed de sangre.
El tiempo ha convertido a Ellis en una cáscara de lo que era, una pequeña chica perdida en la inmensidad de su dolor. Cuando Heathan saca a Ellis de su prisión mental, reviviendo la esencia de quien una vez fue, en la boca del lobo donde van a ir.
Con maldad en sus corazones y venganza en sus venas, buscarán a quienes les hicieron daño y los destruirán.
Uno a la vez.
Cada uno más letal que el anterior.
Tic Tac.

Este libro puede ser inadecuado para menores de 18 años debido a su contenido sexual, violencia y/o adicciones. Si decides leerlo es bajo tu responsabilidad.



Esta es la primera vez en los 7 años que llevo con el blog que me he negado en rotundo a darle una puntuación a un libro. Y es que soy incapaz de hacerlo, porque no sé de qué manera puntuarlo. Antes de comenzar quiero decir que va a haber varios Spoilers sobre el libro porque por lo más que lo he intentado no he sido capaz de hacer esta reseña sin desvelar cosas que suceden, aunque lo he hecho sin desvelar nada importante por si decidís leerlo.

Ellis Earnshaw es una niña de solo 7 años que vive en casa con su padre. Su vida ha sido bastante solitaria ya que recibe educación en casa y su padre no le deja ir más allá de su jardín. Bueno, lo es hasta que un niño llega a la ciudad, su nombre es Heathan James y tiene 2 años más que ella. Es un niño de lo más extraño, la primera vez que se encuentran él está arrancado las alas de una mariposa, y el segundo día está matando hormigas con una lupa.
Pero aunque le parece un niño muy extraño, Ellis no tarda en hacerse su amiga, y todo porque ve que lleva un reloj de bolsillo. Al igual que el personaje de Conejo en el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Su cuento favorito, el cuento con el que está obsesionada. Desde ese mismo instante se harán amigos, Heathan será Conejo y Ellis, Dolly.
Pero dos años después el padre de Heathan fallece, y el padre de Ellis se ofrece a ser su tutor legal. Todo parece ser perfecto, él tendrá una nueva familia, quizás un nuevo padre que sí lo quiera, y sobre todo, podrá estar las 24 horas con su mejor amiga. Pero la realidad es totalmente diferente. Resulta que el padre de Ellis pertenece a una especie de organización junto a sus tíos que se dedican al tráfico y a la prostitución de niños. Y desde el mismo instante en el que Heathan pone un pie en esa casa comienza a ser violado por aquellos hombres, pero él lo acepta, todo por proteger a su Dolly y que no le hagan lo mismo que a él. Pero no se lo hacen porque todavía es muy pequeña, en el mismo día de su décimo cumpleaños comienzan a violarla a ella también.
Heathan se enfurece por lo que ve e intenta proteger a Ellis, pero solo provoca que se lo lleven a otra casa, muy lejos de ella. Once años después Heathan consigue escapar de su prisión y está dispuesto a encontrar a Ellis y salvarla. Conejo y Dolly por siempre juntos.
Un camino de destrucción que nadie vio venir; las muertes más dulces y violentas llevadas a cabo con la más suave de las sonrisas en nuestros rostros y el más profundo infierno en nuestros corazones.
Heathan James nunca fue la luz en mi vida, sino un fuerte eclipse, borrando el sol y cualquier cosa brillante, trayendo consigo una noche interminable, eterna y mortal de sangre alquitranada bombeando por mis venas.
Heathan James fue la génesis del despertar de mi alma... un alma no destinada a la paz, sino hecha para la muerte, el asesinato, la sangre y los huesos.
Almas gemelas forjadas en el fuego, bajo la atenta mirada de los ojos burlones de Satanás.

Os prometo que jamás imaginé que me iba a encontrar un libro así cuando lo comencé a leer. Conozco a Tillie Cole, sé lo que escribe, incluso la he querido por muchos libros que ha escrito que me han llegado al corazón. ¿Pero este libro? Lo siento, pero me ha puesto los pelos de punta.
Quizás alguno lo hayáis leído y penséis que no es para tanto, o penséis que hay libros mucho más fuertes de leer que este. Es verdad. Pero personalmente no me gusta este tipo de libros, no los leo porque no me gustan, así que no estoy acostumbrada a algo así. Es normal mi comportamiento, y os aseguro que después de este libro no habrá más porque me ha costado horrores terminarlo. Y lo estaba pasando tan mal leyéndolo que en más de una ocasión se me cruzó por la mente abandonarlo, pero tenía curiosidad de saber que les ocurría a los protagonistas al fina. Solo ha sido por eso que no lo he hecho.

Cuando leí esa primera parte, antes de que Conejo se escapara, pensé que era muy duro, me rompió el corazón ver lo que esas personas hacían. Me parecen verdaderos monstruos, son de lo peor, es que incluso me dan asco.
Pensé que cuando ambos se reencontraran intentarían buscar ayuda por todo lo que habían pasado, buscarían a la policía para que los detuvieran y se pudrieran en la cárcel, buscarían ayuda con psicólogos... No sé, me imaginé cualquier cosa menos la que terminó pasando.
Lo que pasaron fue tan horrendo, tan duro, tan... es que enserio, no hay palabras para describirlo, es que de verdad lo que hicieron con los protagonistas es una auténtica barbarie. Y eso provocó una cosa, que se les fuera la cabeza, creo que a Conejo menos que a Dolly. Dolly estaba en un estado casi vegetativo, vivía encerrada en su propia mente, se hacía llamar Dolly y decía que Ellis era una niña que vivía en la casa con ella y que era a ella de quién abusaban. Psicológicamente está rota, no es esa niña que preparaba el té en su jardín como en Alicia. Así que Conejo decide no sacarla de ese estado, y le hace creer que tiene razón, que a ella no le ha pasado nada de eso, que ahora juntos van a escapar al País de las Maravillas, que son guerreros y su misión es acabar con la gente mala que ha roto la paz del país de las maravillas. Y sí, ocurre exactamente lo que os imagináis. Deciden ir por los estados asesinando a todas las personas que le hicieron esas cosas tan horribles.

Hasta aquí la verdad podía haber tolerado el libro, no estoy muy de acuerdo con la idea, pero podía leer el libro, comprendía su venganza. El problema ha sido los grandes problemas psicológicos que tenían los protagonistas.
Dolly es literalmente como una niña pequeña, no sabe nada, no entiende nada, piensa que todo es un juego, está en un mundo de fantasía, cuando intentan hacerle entender que eso que está pasando no es la verdad se le va mucho la cabeza y se vuelve incluso psicótica, cuando sale en las noticias como una asesina serial lo ve como un halago y no le da importancia. Cuando quiere hacer algo y no se lo permiten comienza a berrear y se vuelve incluso peligrosa. Conejo es literalmente su vida, y moriría por él o si algo malo le pasara. Pero el que se ha llevado la palma ha sido Conejo, desde pequeño se podía ver que no estaba bien, sentía verdadera fascinación por la sangre y por la muerte. He buscado como se llama la atracción por la sangre, Hematofilia. Se hacía cortes, le gustaba matar animales, se excitaba viendo cortes en la gente, le gustaba sentarse y verlos desangrarse... Pero es que para llevar a cabo su misión, Conejo tiene que convertir a Dolly en una asesina, le enseña a disparar una pistola, a apuñalar, e incluso he visto como que Dolly aprende y ve como normal lo que siente Conejo por la sangre, incluso ella también quiere ser normal y comienza a interesarse y a gustarle lo que le gusta a Conejo. Creo que la escena que más me ha puesto con el pelo de punta ha sido cuando están teniendo sexo, mientras se hacen cortes el uno al otro y se beben su sangre, enserio, leí aquello y tuve que cerrar el libro.
Pero es que no solo matan a los responsables de su sufrimiento, sino que lo disfrutan, se regodean, los hacen sufrir, aman verlos desangrarse, incluso se excitan haciéndolo. Eso ya es lo que me daba mal rollo.

Sick Fux me ha parecido un libro muy duro de leer, he estado prácticamente todo el libro con los pelos de punta, con cara de asco en muchas ocasiones y sufriendo por lo que estaba leyendo. Con lo que me he sentido peor es por ese estado psicológico en el que se encuentran las protagonistas, ese amor hacia la sangre, hacia la muerte... Sin duda no ha sido una lectura rápida. Y lo he terminado por el final, por saber si a los protagonistas los atrapaba la policía, si se escapaban, terminaban muertos en alguna esquina, ganaban los malos... Y la verdad es que el final tampoco me ha gustado, ¿lo esperaba? Sí, pero no ha sido exactamente ese el motivo de que no me gustara (no quiero hablar más para no desvelaros más cosas).
Y me gustaría terminar la reseña explicando el principio de ésta. No le he dado nota porque no me veo capaz de hacerlo. Creo que la autora ha escrito muy bien el libro, creo que la historia tenía su parte emocionante, de misterio, estaba bien hilada, no ha habido ninguna escena forzada sino que todo iba bien, tenía lógica los comportamientos, estaba bien documentado... en ese aspecto ha estado muy bien. Pero no le puedo dar una buena puntuación a un libro con el que he sufrido tanto, en el que leía ciertas escenas y tenía que dejarlo porque no podía soportarlo, que me revolvía el estómago. Si se la diera por cómo me he sentido, ni siquiera llegaría a un uno. Es por eso que no quiero darle puntuación.



Otras Reseñas Relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario